Descripción:

Una piel marrón pálido delgada cubre la superficie irregular y nudosa del jengibre. Su pulpa húmeda de color beige es bien conocida por añadir sabor a todo tipo de platos. El jengibre fresco debe ser pelado antes de usarse. Se puede raspar la piel del jengibre con el filo de una cuchara. Sustituya 6 partes de jengibre fresco por una parte de jengibre molido. Envuelva trozos de jengibre en papel film y congélelo. Para añadirlo a una receta, tome un trozo y rállelo, no necesita descongelarse. Bien envuelto, el jengibre puede conservarse congelado por hasta tres meses. Se cree que el jengibre es efectivo para tratar las náuseas causadas en altamar, matinales y debidas a la quimioterapia.

Inf. nutricional
Tamaño de la porción: 1/4 taza (24g)
Calorías: 19
Calorías de grasa: 2
Grasa total: 0,0g
Grasas saturadas: 0g
Grasas poliinsaturadas: 0,0g
Grasas monoinsaturadas: 0,0g
Cholesterol: 0mg
Total de carbohidratos: 4g
Fibra dietética: 0g
Azúcares: 0g
Proteína: 0g

Sabor: Fuerte y picante

Selección: Elija raíces firmes y pesadas con piel brillante.

Maduración: No es necesario

Producción de etileno: Ninguna

Etileno sensibilidad: Ninguna

Vida útil: Vida útil: la raíz de jengibre sin pelar puede ser almacenada sin envoltorio en refrigerador por hasta 1 semana, y hasta 3 semanas si es bien envuelta en una toalla y colocada en una bolsa plástica en el refrigerador.

Disponibilidad en Brooks: Todo el año

Orígen del producto Brooks: Costa Rica (principalmente), Brasil, Honduras, Tailandia y China.

Temperatura de almacenamiento: 52°F

Humedad de almacenamiento:
65% - 75%