Descripción:

El taro es a veces llamado "la papa de los trópicos". Tiene una apariencia externa de barril con una piel "peluda" no comestible. En su interior la pulpa puede variar de blanca a gris. El taro tiene una textura algo granulada con un sabor levemente dulce, similar a una papa. Como la papa, el taro puede ser asado, frito o hervido. Luego de cocido puede ser fileteado, gratinado o pisado en puré. El taro puede sustituir a la papa en muchos platos. El taro es también conocido como dasheen, eddo o kale. Utilice guantes de látex de protección al manipular el taro ya que la piel puede provocar alergia. El taro crudo es tóxico por lo que debe cocinarse siempre antes de consumirse.

Inf. nutricional
Tamaño de la porción 2/3 taza
Calorías: 90
Grasa total: 0g
Grasas saturadas 0g
Grasas poliinsaturadas 0g
Grasas monoinsaturadas 0g
Colesterol 0mg
Sodio 0mg
Total de carbohidratos: 22g
Fibra dietética: 3g
Azúcares 1g
Proteína 1g

Sabor: Los taros más grandes tienen un sabor a nuez más marcado, mientras que los más pequeños tienden a ser húmedos y suaves.

Selección: Elija tubérculos firmes y secos que no muestren signos de sequedad o moho.

Maduración: No es necesario

Producción de etileno: Ninguna

Etileno sensibilidad: Ninguna

Vida útil: Almacene los taros en lugares frescos y secos. No las guarde en el refrigerador. Use los tubérculos inmediatamente una vez que estén levemente blandos. El taro dura de 3 a 4 semanas.

Disponibilidad en Brooks: Todo el año

Orígen del producto Brooks: Costa Rica

Temperatura de almacenamiento: 50° - 55°F

Humedad de almacenamiento: 85% - 90%